La red social Instagram es una de las plataformas que marca tendencia actualmente a la hora de buscar difundir tu emprendimiento. Pero, ¿te conviene?¿Es necesario que todo el mundo la tenga?¿Ayuda al crecimiento de tu negocio? Son algunas de las preguntas que nos proponemos resolver en el post de hoy.

Lo primero que debes tener en mente es que cada vez que sumás un nuevo medio de contacto con tus clientes actuales y potenciales tenés que estar segura de que vas a poder mantenerlo actualizado  diario. Abrir un nuevo canal siempre implica asumir una nueva responsabilidad.

Ahora bien, ¿toda mujer que emprende tiene que tener Instagram? Depende. Esta plataforma es friendly con emprendimientos que se orientan a la decoración, la moda, las manualidades y las artes. Pero también tenés que tener en cuenta el rango etario al que te dirigís, ¿Son mujeres de entre 18 y 45 años? Ok, vamos para adelante. Si tu nicho es otro, probablemente te sean más útiles otros medios de contacto.

Ya sabemos que debés asumir un compromiso y qué tipo de público frecuenta esa red pero qué hacemos para que nos sigan, que esa comunidad crezca y fortalezca tu negocio. Anotá estos consejos:

Tomá fotos creativas: Buscá captar la atención de tu público con fotos que sean interesantes, atractivas y destaquen tu producto.

Diversificá los contenidos: Es importante que muestres lo que vendés pero también el universo que lo rodea. Planificá los contenidos con antelación y verificá que toda la comunicación se oriente a vender no sólo lo que ofrecés sino que también un universo y estilo de vida.

Anuncialo en las redes sociales que ya tenés: Si formaste comunidad en otras plataformas como Facebook, ¡no te olvides de anunciar que ahora también te pueden encontrar en Instagram!

Agregar comentario

Dirección email (no será publicada)

Su comentario *