Seguramente pensarán que comenzar este post con una pregunta así es una locura, ¿cómo sin dinero? y que hasta suena ilógico porque para tener la posibilidad de desarrollar un emprendimiento debemos contar con “el” dinero.

Ahí es cuando nuestra cabeza nos dice, si no lo tenés ni lo intentes,  no hay nada que hacer. Pero, ¡un momento!

Mientras todavía contás con un salario fijo, tenés la posibilidad de dedicar algo de tiempo para ideas, para proyectar y porque no para soñar. Pero vamos a bajar esas ideas e intentar volverlas realidad. De ese momento estamos hablando y es en el que queremos poner foco.

No es necesario contar con capital cuando lo que estamos buscando es idear el inicio de un emprendimiento. De ahí en más, todo es escalable, tranquila. Para pensar en número hay tiempo.

La creatividad se tiene que convertir en tu principal agente movilizador porque es lo que te va permitir encontrar la manera de crear un proyecto que no sólo te interese sino que también sea redituable a futuro. Cuando el cash escasea (o es nulo), nos presionamos más y las ideas que surgen son mejores porque intentamos optimizar al máximo los recursos que ya tenemos.

Realmente es toda una odisea encontrar soluciones que se adapten a una muy baja capacidad de inversión pero, por otra parte, nos asegura de que lo que tengamos disponible se use provechosamente.

Recordá que siempre todo emprendimiento nace de una gran idea y esa es el fruto de tu imaginación y creatividad. Si puedes soñarlo, puedes hacerlo como te decimos siempre.

Agregar comentario

Dirección email (no será publicada)

Su comentario *