Emprender y ser madre, ¿se puede?

Recibí las novedades en tu correo

    Esta pregunta es obligatoria.
    Esta pregunta es obligatoria.

Emprender y ser madre, ¿se puede?

Emprender y ser madre, ¿se puede?

Lo primero que les voy a decir para calmar sus ansias es que sí se puede. De hecho,  ser una mamá emprendedora es todo un “boom” hoy en día porque no sólo permite seguir generando un ingreso en el hogar, sino que podés elegir hacer lo que más te guste, seguir creciendo profesionalmente y además combinar de una manera mucho más flexible la exigente rutina que tienen los chicos cuando están en su primera etapa de vida.

Lo que te recomiendo es que empieces  explorando e investigando acerca de posibles emprendimientos que te permitan montar un negocio online para que lo puedas hacer desde tu casa. Basate en tus gustos personales para hacer algo que realmente disfrutes y no se sienta como un trabajo. Tu emprendimiento es tu proyecto personal y vas a poner en él todas tus energías y dedicación.

¿Y ahora cómo seguimos para poder convertirnos en una mujer que emprende? ¡Voy a darte algunas claves para que seas una mamá emprendedora!

  • Establecé una rutina diaria: No importa que sea media hora o una hora, inicialmente, lo que le puedas dedicar. Pero debes comenzar todos los días a dar los primeros pasos y buscar qué es lo que te gustaría hacer, mirar quién hace algo similar e investigar todo lo que puedas sobre cómo funciona el negocio en el país.
  • Definí cuáles podrían ser tus potenciales clientes: Saber quiénes podrían ser los potenciales compradores de aquello que vas a ofrecer online te va a ayudar a saber a quién le vas a hablando y ofreciendo tus productos y servicios.
  • Averiguá costos: Montar un emprendimiento en Internet es más económico que abrir un local a la calle pero también tiene un valor que tenés que tener presente para hacer una inversión inicial.
  • Buscá un producto que te diferencie: Lo más atractivo para ofrecer son aquellos productos y servicios que tienen un valor agregado para el cliente. Puede ser un detalle en el packaging, puede ser la originalidad del producto o puede ser que ofrezcas algo que es difícil de conseguir en el territorio nacional. ¡Dale rienda suelta a tu imaginación y pensá cuál va a ser tu producto!

Si bien los tiempos que una madre tiene para dedicarle a un negocio son menores que los que puede tener una mujer que emprende y que aún no ha comenzado a formar su propia familia, hacer tu camino en el mundo emprendedor no sólo es posible sino que también es una ventaja. Comenzá paso a paso, con pasos firmes y comenzarás a ver como tu proyecto comienza a tomar forma.

Nota Escrita por Cecy Motolo nuestra Directora para Wiki Mujer http://wikimujer.com/mujer/emprendedoras/emprender-y-ser-madre-se-puede.html

 

1 Comments


Flavia
Febrero 25, 2016

Es así chicas, somos mujeres y podemos con una casa, hijos, maridos y emprendimiento. Aunque haya días que estemos muy cansadas, ese día aflojamos y al día siguiente otra vez como locas siempre tirando para adelante!!
gracias por siempre dar una palabra de aliento y tips que nos simplifican todo!!

LEAVE A REPLY