Señales que indican que la relación de dependencia no es para vos

Recibí las novedades en tu correo

    Esta pregunta es obligatoria.
    Esta pregunta es obligatoria.

Señales que indican que la relación de dependencia no es para vos

¡Esta es una de las notas que más esperaba publicar en el blog! Porque toda mujer emprendedora atraviesa un periodo de transición. Somos muy poquitas las que siempre se desarrollaron como trabajadoras independientes. La mayoría, ingresamos en el mundo laboral a través de un trabajo en relación de dependencia. Ok, hoy vamos a suponer que muchas de ustedes ( y estoy seguras de que las hay) están pensando en dejar de trabajar full time para el proyecto o empresa de otra persona y quieren otra cosa. Buscan un cambio. Si estás en crisis, atenta.

¿Tu sueldo es razonablemente bueno pero aún así no te sentís motivada?

Es una situación frecuente. Tu cabeza te dice que tu sueldo te alcanza para mantenerte y darte un gusto de vez en cuando pero te cuesta levantarte todos los días. No tenés ganas de ciumplir objetivos y menos de ver la cara de tu jefa o jefe todo el día. Si estás pasando por esta situación quedate tranquila y analizá qué es lo que haría que eso mejore y si pensás en salir de esa forma de relación laboral, planeá tranquila la transición.

¿Pensás que perdés el tiempo trabajando para alguien más que para vos misma?
Esta es otra de las situaciones frecuentes porque cuando estás en el trabajo creés que en lugar de estar “cumpliendo horario” o haciendo lo mismo de todos los días podrías estar invirtiendo el tiempo en desarrollar más tu emprendimiento

ley emprendedores

¿No te hace felíz tu trabajo?
Esto es clave chicas, teniendo o no en mente emprender. A veces la relación de dependencia no nos hace felices porque nacimos para hacer nosotras nuestro propio camino. Ante todo, tenés que ser sincera con vos misma, es el primer paso para el cambio.

Y algo que les quiero decir es que definitivamente NO ESTÁN SOLAS. Busquen el cambio, salgan de la zona de confort porque como siempre les digo, ¡sí se puede!

0 Comments


LEAVE A REPLY